BUSCAR EN EL BLOG

Peña del Viento


POR JOSÉ RAMÓN FDEZ.-TRESGUERRES

Subida a Brañagallones
Subida a Brañagallones
Esta bella y concurrida cumbre asturleonesa, situada en el límite de ambas comunidades, más que connotaciones meteorológicas, a mí siempre me ha suscitado evocaciones poéticas. Un fenómeno atmosférico tan habitual en cualquier montaña, como los vientos, por el mero hecho de dar nombre a esta singular cumbre, parece convertirla en cuna y origen de todas las ventiscas que por allí circulan. La Peña del Viento tiene para el Instituto Geográfico Nacional 1.992 m, mientras que para la mayor parte de los montañeros que la frecuentan alcanza los 2.000. Esto es fruto del inútil afán de aquellos por darle mayor importancia de la que ya tiene. Le basta y sobra el atractivo que genera su esbelta silueta.
Brañagallones
Brañagallones
Subida a Valdebezón
Subida a Valdebezón
Además de frontera regional, constituye, también, límite del conocido espacio protegido asturiano del Parque Natural de Redes. Su ascenso podemos efectuarlo desde allí o bien por la vertiente leonesa, desde el Puerto de San Isidro. Por León el ascenso resulta menos fatigoso que por la parte asturiana. Si partimos de la localidad casina de Bezanes, la misión se vuelve más laboriosa. El desnivel desde Bezanes, situado a 658 m, hasta su ápice, los ya citados 1.992 m, será de 1.334 m, con una distancia que supera los 15 km; 30 km aproximadamente de ida y vuelta. En la actualidad es posible dormir a medio camino, en el refugio de la Federación de Montaña de Brañagallones, o bien subir en vehículo autorizado hasta la vega, lo que reduce considerablemente el recorrido. La pista desde Bezanes hasta Brañagallones roza los 11 km.

Valdebezón
Valdebezón
La Cuchilla y Peña del Sellar desde Valdebezón
La Cuchilla y Peña del Sellar desde Valdebezón
De cualquier manera recomiendo que, al menos uno de los dos recorridos, el de subida o mejor el de bajada, lo hagamos caminando para disfrutar del paisaje generado por el río Monasterio y del hayedo que recubre las sierras de Brañapiñueli y Pintacanales. Una vez en Brañagallones habremos salvado la mayor parte del recorrido pero algo menos de la mitad del desnivel. Esta antigua braña, denominada así por la abundancia de urogallos o gallones, hoy en peligro de extinción, se encuentra a unos 1.200 m de altitud. Geomorfológicamente fue un antiguo lago de origen glaciar formado tras el deshielo cuaternario. Los glaciares estaban encerrados por las morrenas terminales que de norte a sur cercaban la amplia vega.
Collado de La Mayaína
Collado de La Mayaína

Peña del Viento desde el Collado de La Mayaína
Peña del Viento desde el Collado de La Mayaína

Subida a El Carrizosín
Subida a El Carrizosín. Abajo, la Peña del Sellar
La mayor parte de las cabañas que se dispersan por Brañagallones se han transformado en alojamientos de fin de semana, perdiendo, así, su antigua condición ganadera. Por el sureste la pradera la cierra la conocida cumbre del Cantu´l osu, la mayor elevación de la Sierra de Pries. La pista, que sube desde Bezanes hasta aquí, continúa algo más, hasta la siguiente majada, la de Valdebezón. En ésa, tan sólo quedan en pie tres edificaciones. A dos de ellas ya no podemos llamarlas cabañas propiamente, pues al igual que las anteriores han sufrido importantes transformaciones. En un extremo de la majada, en el borde septentrional de la misma, bajo la estribaciones de la Peña del Sellar, queda otra que sí conserva todavía su aspecto original, con la techumbre de losa.
La Rapaína o Picota de las Hazas desde El Carrizosín
La Rapaína o Picota de las Hazas desde El Carrizosín
Tiatordos y Picos de Europa desde la subida al Collado de las Agujas
Tiatordos, Cantu´l Osu y Picos de Europa
desde la subida al Collado de las Agujas. Abajo, La Cuchilla
En Valdebezón finaliza la pista y los caminos se bifurcan. Algunas señales informan de posibles recorridos. El que continúa hacia el sur nos puede servir para hacer un itinerario circular que nos dejaría, de nuevo, en Brañagallones, tras pasar por el Cantu´l Osu. Ya he comentado con anterioridad que la forma más sencilla de alcanzar su cumbre sería desde la misma vega de Brañagallones, pero ésta es una buena ruta para conocer la Sierra de Pries. El camino también sirve para subir a la Peña del Viento aunque en los carteles no lo indique. Antiguamente, en algunas ocasiones así lo hacíamos. De todas formas ese recorrido es un poco más largo y lo mejor es seguir la nueva señalización de la Federación de Montaña, PR-AS-66.1. Este corresponde a la prolongación del PR-AS-66, que discurre por la pista de Bezanes a Brañagallones.
Subida al Collado de las Agujas
Subida al Collado de las Agujas
La Rapaína desde la subida a la Peña del Viento
La Rapaina desde la subida a la Peña del Viento
Abajo, el Collado de las Agujas
El camino se dirige, en dirección noroeste, por El Mayaín, hacia el marcado collado que separa la Peña del Sellar y La Cuchilla. El collado se encuentra, aproximadamente, a 1.700 m de altitud, y nos deposita a los pies de las paredes orientales de la Peña del Viento. Por esta vertiente la cumbre presenta un aspecto imponente con una aguja bastante afilada. A partir de aquí cambiamos nuestra dirección hacia el suroeste y el terreno se empina algo más que en el tramo anterior. Apenas habrá descanso, salvo en el Collado de las Agujas, que separa la Peña del Viento de Les Rapaines o Picota de las Hazas, como también se la conoce a esta última.

Subida final a la Peña del Viento
Subida final a la Peña del Viento
La Rapaína o Picota de las Hazas supera, por poco los 2.000 metros y es fácilmente accesible desde ese collado. Para alcanzar la Peña del Viento no nos queda nada más que girar nuevamente hacia el noroeste para alcanzar la crestería calcárea que nos llevará hasta el buzón de la cumbre. El camino está perfectamente marcado por el frecuente trasiego de montañeros. Tiene, además, algunos jitos de piedra que evita perderse en los momentos en que la niebla o la nieve cubren el camino. La cresta es ancha y fácil.

Brañagallones desde la Peña del Viento
Brañagallones desde la cresta cimera
Desde la cima divisamos buena parte del recorrido hecho desde Bezanes. Por el lado oriental vemos las montañas del Tiatordos, El Maciédome y algo más alejados los Picos de Europa. Por el contrario, las praderías del Puerto de San Isidro y su cúspide más significativa, el Picu Torres. Vemos, también, los desastres provocados por las estaciones de esquí de San Isidro y Fuentes de Invierno. Me pregunto si no podrían tomarse algunas medidas medioambientales que redujeran el impacto paisajístico que se aprecia cuando no hay nieve. Por la vertiente norte la majada de Mericueria y la pista que lleva al lago Ubales, no visible desde la cima.

Cumbre de la Peña del Viento
Cumbre de la Peña del Viento
El regreso podemos hacerlo por el mismo recorrido que utilizamos para el ascenso o alcanzar Valdebezón bordeando La Cuchilla por su vertiente meridional. Luego se sigue el mismo recorrido o si estamos sobrados de fuerza podemos empalmar con el ya señalado que va por la Sierra de Pries hasta Brañagallones. El Parque de Redes cuenta con numerosos recorridos, todos ellos interesantes, y la Vega de Brañagallones, sobre todo ahora que podemos disponer del refugio, es buen lugar para iniciar muchos de ellos.

AUTORES DE LAS FOTOGRAFIAS: S.RECIO Y JOSÉ RAMÓN FDEZ.-TRESGUERRES. DEL TEXTO: JOSÉ RAMÓN FDEZ.-TRESGUERRES