BUSCAR EN EL BLOG

Ruta de los molinos en Páramo del Sil


POR JOSÉ RAMÓN FDEZ.-TRESGUERRES

Bloque diagrama de la Ruta de los molinos-Páramo del Sil
En la imagen se aprecian diferentes niveles
 de terrazas fluviales
Itinerario circular de poco más de 6 kilómetros en las proximidades de Páramo del Sil, en León. Bonita ruta apta para iniciarse en el senderismo con niños o para la práctica de la marcha Nórdica. Yo la suelo utilizar para esto último. La mayor parte del recorrido discurre por caminos carreteros de tierra salvo un kilómetro, aproximadamente, que atraviesa por asfalto en El Barrio de Páramo. Comenzaremos la marcha en el pueblo de La Estación, por detrás de la gasolinera que hay en esa localidad. Pasaremos junto a un edificio abandonado que hace años albergó una fábrica de gaseosas de la marca Zerep. Los castaños próximos al edificio, y que bordean el camino, nos sorprenderán por sus considerables proporciones. Algunos ejemplares acumulan varios cientos de años de existencia.
Antigua fábrica de gaseosas
Antigua fábrica de gaseosas

Indicador de ruta
Indicador de ruta

Desvío de la ruta
Desvío de la ruta

La Estación de Páramo del Sil
La Estación de Páramo del Sil

El hospital del Sil

Castañedo
Castañedo en el camino a El Barrio

Cortín de abejas en Páramo del Sil
Cortín de abejas
El camino va por llano entre fincas delimitadas por muros de pizarra hasta una bifurcación. Esta se encuentra junto a un par de pequeños edificios en desuso. Unas estacas de madera, con un pictograma que parece representar a una familia con perros, sirven para señalizar el recorrido. A partir de la  encrucijada el camino se empina un poco atravesando un hermoso castañedo. En una curva se conserva un viejo cortín de abejas que ha perdido parte del muro original. Por desgracia uno nuevo  de bloques ha venido a reemplazar el desaparecido, perturbando la armonía de la construcción primigenia. Sin embargo, las modernas colmenas y un cartel indicador, que nos previene contra las abejas, nos aclara que aún sigue prestando servicio.
Subida hacia El Barrio

La Estación desde la subida a El Barrio
La Estación desde la subida a El Barrio

La Estación
La Estación, punto de partida, desde El Barrio

Desde la curva siguiente se aprecia una buena panorámica del entorno. Se ven los pueblos de la Estación, el Hospital y Susañe. Toda la llanura excavada por el río Sil mantiene parte de la helada que ha provocado la fría noche primaveral. Sobre Susañe el Miro y a su izquierda el otro Miro, el de Valdeprado, con un poco de nieve que aún persiste en su parte cimera. Se ve que no soy el único en apreciar este recodo del camino pues varias piedras, a modo de asiento, lo señalan como lugar de parada para algunos habituales de la ruta. El camino sigue flanqueado por muros de pizarra hasta alcanzar las primeras casas de El Barrio. Algunos corresponden a otros cortines de abejas lo que nos recuerda la importancia de éstas para las antiguas economías rurales. Cuando llego al pueblo el sol comienza a elevarse por encima de las montañas, que cierran el paisaje de Páramo por su flanco oriental.

Antigua iglesia de El Barrio

Antigua iglesia de El Barrio
Los Miros de Susañe y Valdeprado desde El Barrio

Casa en El Barrio
Casa en El Barrio
El Barrio fue el núcleo original de Páramo. Aquí hubo un asentamiento castreño y algunas construcciones reflejan la antigüedad del caserío. La vieja iglesia apenas mantiene en pie sus muros principales. Un vecino me comenta que se voló por técnicos que construían la presa del Sil en los años sesenta del siglo pasado. Lo hicieron para evitar su derrumbe sobre las personas que todavía entraban en ella cuando ya amenazaba ruina. Todos los interesantes elementos decorativos de su interior se repartieron por la provincia. Poco más allá se puede hacer un alto en el restaurante de La Cavada que ha vuelto a reabrir tras varios años cerrado. Ese es el punto más elevado del recorrido y desde aquí vemos casi la totalidad del pueblo y la gran escombrera de las loseras de pizarra. 

Queda descender por el camino que evita la carretera y que pasa muy cerca del tanatorio municipal. Un imponente viaducto atraviesa la vaguada excavada por el río de Páramo.
Bajada a Páramo del Sil

Río de Páramo
Vaguada del río de Páramo desde el viaducto
Tras cruzarlo, a mano derecha, se sigue bajando por un camino empedrado que lleva hasta el inicio de la conocida como ruta de los molinos. El primero de ellos, bien conservado, recibe el nombre de Molino de la Fuente del oro. En sus inmediaciones hay también un antiguo lavadero restaurado y dos pequeñas simulaciones de galería minera. No debemos olvidar que este ayuntamiento fue uno de los más importantes municipios mineros de León. La ruta de los molinos tiene paneles informativos a lo largo de todo el recorrido. Explican tanto los molinos que había por todo el cauce fluvial como la vegetación más representativa del recorrido.
Molino Fuente del Oro
Molino Fuente del Oro

Rodezno del molino Fuente del Oro
Rodezno del molino Fuente del Oro
El primer molino conserva su antigua maquinaria que es posible observar desde un puente próximo al edificio. Poco más abajo encontramos el segundo, en la actualidad de propiedad municipal, es el molino de Carreras. Junto a él un camino que atraviesa el río asciende de nuevo hacia El Barrio. Nosotros debemos dejarlo y continuar por el principal que sigue río abajo por la margen derecha. En algunas ocasiones tras los días lluviosos de la primavera los arroyos descienden crecidos formando alguna cascada interesante.
Molino de Carreras
Molino de Carreras
Ruta de los Molinos
Los árboles están recubiertos por abundantes líquenes. Este bioindicador nos informa de la pureza del aire en estos parajes, que goza de un alto contenido en oxígeno. Los árboles más abundantes son las especies de ribera: sauces, alisos o chopos. También hay algunos frutales como cerezos y castaños. Poco más abajo el río cambia su curso en dirección sur para buscar su confluencia con el Sil. Tenemos que atravesar su cauce por un puente de piedra que nos encamina hacia la encrucijada que hace rato nos condujo hacia El Barrio.

Ruta de los molinos
En esa zona una amplia chopera, con algunos años ya de existencia a juzgar por su desarrollo, nos sirve de orientación. Si continuáramos por el camino de la derecha saldríamos a la carretera que comunica Páramo del Sil con los barrios de La Estación, El Hospital y Cediel. En el puente llevamos algo más de 5 kilómetros de camino e iniciamos el tramo final que volverá a ser coincidente con el recorrido del principio. La convergencia se produce un kilómetro y medio antes de alcanzar de nuevo la gasolinera de La Estación. El pueblo ya no cumple su función original pues el tren mixto de carbón y viajeros hace años que dejó de circular por el valle. Hubo un proyecto para recuperarlo como tren turístico pero duerme el sueño de los justos. Sería bonito que se instalara un velo raíl a semejanza de los que hay en algunos lugares de Francia.
Mapa Páramo del Sil
A lo largo del recorrido, si permanecemos atentos y no alborotamos en exceso, es fácil observar bastante fauna. Yo he visto, además de numerosas aves, insectos y reptiles, corzos, jabalíes y ardillas. En fechas recientes los lobos han señalado su presencia acabando con alguna vaca y, según algunos vecinos, con corzos y jabalíes, lo que resulta bastante chocante. La excursión, a pesar de ser un recorrido pequeño, menos de dos horas de marcha, esta suficientemente justificada por su atractivo natural.

* Las fotografías de este artículo corresponden a excursiones de fechas diferentes


AUTOR DE FOTOGRAFÍAS Y TEXTO JOSÉ RAMÓN FDEZ.-TRESGUERRES